KUALA LUMPUR, 4 Jul (NNN-TELESUR) -- Dos enfermos con VIH no mostraron signos del virus tras recibir un trasplante de médula ósea, de acuerdo a un caso presentado por médicos estadounidenses.

En la Conferencia de la Sociedad Internacional del Sida, que se celebra en Malasia (sureste asiático), fue presentado un caso por médicos estadounidenses en el que dos enfermos con VIH de Boston (Estados Unidos) ya no muestran signos del virus en la sangre y dejaron su tratamiento antirretroviral.

Los pacientes recibieron un trasplante con células madre para tratar el cáncer que también padecían y luego de la operación no presentaron rastros de VIH.

El científico de la Escuela Médica de Harvard, Timothy J. Henrich, que reveló el caso en la conferencia, dijo que no se puede hablar de curación completa, pues los enfermos también padecen cáncer, y que es necesario “esperar a que sean sometidos a más pruebas”.

El seguimiento será de al menos, “un año para entender el impacto total de un trasplante de médula ósea en el virus del sida", explicó el científico.

Ambos pacientes padecían linfoma de Hodgkin y llevaban un largo período sometidos a un tratamiento antirretroviral. Uno de ellos recibió el trasplante hace cuatro años y medio, mientras que el otro lo recibió hace tres años.

Aunque los enfermos luego de la operación continuaron con el tratamiento contra el sida, uno de ellos lo abandonó hace quince meses y el otro hace siete. “Entonces, el VIH, que antes del trasplante era fácilmente detectable en la sangre de los hombres, se volvió indetectable”, refirió Henrich.
-- NNN-TELESUR
web analytics