JUBA, 9 Feb (NNN-XINHUA) -- La misión de la ONU en Sudán del Sur (Unmiss) dio hoy la bienvenida a la liberación de cientos de ex niños soldados vinculados con grupos armados del oeste de Sudán del Sur.

La Unmiss indicó que el primer grupo de 311 niños fue liberado hoy en la localidad de Yambio, incluyendo 87 niñas.

La misión de mantenimiento de paz señaló que los ex combatientes serán reintegrados en sus comunidades y serán capacitados para ver por sí mismos.

La misión indicó que 700 niños han sido revisados y registrados para ser liberados en etapas, 563 del Movimiento de Liberación Nacional de Sudán del Sur y 137 del Ejército de Liberación del Pueblo Sudanés en Oposición.

David Shearer, jefe de Unmiss, indicó que es la primera vez que tantas mujeres jóvenes son liberadas de esta forma en Sudán del Sur.

De acuerdo con un informe de 2017 del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), los grupos armados sursudaneses han reclutado a alrededor de 19.000 niños desde que inició el conflicto en 2013.

Unicef advirtió que toda una generación de niños está en riesgo de morir, ser lesionada, padecer hambre y enfermedades, ser reclutado, ser desplazado y no recibir educación.

El 21 de diciembre, las partes en disputa firmaron un acuerdo de cese de hostilidades y acordaron entregar a Unicef los niños reclutados en un plazo de 14 días, pero aún no cumplen con ello.

Shearer dijo que ahora el mayor desafío será garantizar que los niños reciban el apoyo que necesitan para ser capacitados, encontrar empleos y tener acceso a las oportunidades que merecen.

"Son niños y niñas que trabajaron directamente con grupos armados de varias maneras, incluyendo participación en el conflicto y labores domésticas", dijo Mesfin Loha, director nacional de World Vision Sudán del Sur.

"Estamos particularmente preocupados por las niñas liberadas que sufrieron explotación sexual o violencia de género. Recibirán el apoyo que necesiten para que vuelvan a tener esperanza", añadió Loha.

De acuerdo con la ONU, más de 100.000 niños han sufrido de forma indirecta los efectos del reclutamiento, abuso, explotación y otras graves violaciones durante el conflicto que ha asolado a Sudán del Sur desde 2013.

Más de dos millones de niños han sido obligados a abandonar sus hogares y se han convertido en desplazados internos o en refugiados en otros países.
- NNN-XINHUA
web analytics