MANILA, 2 Ene (NNN-PRENSA LATINA) -- Al menos 191 personas sufrieron lesiones, entre ellas un bebé, a causa del uso de petardos durante las celebraciones de fin de año en Filipinas, confirmaron hoy fuentes médicas.

El ministro de Sanidad, Francisco Duque, explicó que los incidentes ocurrieron pese a las restricciones establecidas por el presidente, Rodrigo Duterte, relativas al uso de cohetes festivos, sin embargo la cifra de heridos fue la menor registrada en los últimos cinco años.

El decreto, firmado en junio último, estipula que el uso de petardos solo está permitido en zonas previstas por las autoridades locales y bajo supervisión.

Según la tradición filipina, el fuerte ruido ahuyenta los malos espíritus, razón por la que generalmente abusan en el uso de fuegos artificiales y disparos al aire para recibir el nuevo año.
- NNN-PRENSA LATINA
web analytics