NAYPYTAW, 3 Nov (NNN-VNA) -- La Consejera del Estado de Myanmar, Aung San SuuKyi, visitó por primera vez al estado de Rakhine en el norte de ese país sudesteasiático, en donde la mayoría de los rohingyas se vieron obligados a huir de sus hogares a Bangladesh ante la escalada de la violencia allí.

El portavoz del gobierno myanmeno, Zaw Htay, informó que en esa visita de un día, SuuKyi llegó a los pueblos de Sittwe, Maungdaw, y Buthiduang, de ellos, las dos últimas localidades son consideradas “zonas calientes” en Rakhine.

De momento, los dirigentes myamenos priorizan tres tareas principales que se realizarán en Rakhine, como la repatriación de los refugiados que huyeron a Bangladesh y el suministro de asistencia humanitaria de manera efectiva; el reasentamiento y la rehabilitación; y el desarrollo y el mantenimiento de paz duradera en la región.

Tras el llamado de Suu Kyi de establecer grupos de trabajo del sector privado para unirse al mecanismo de la Unión de Empresas para la Asistencia Humanitaria, el Reasentamiento y el Desarrollo (UEHRD, en inglés) en el estado de Rakhine, el gobierno de Myanmar ha desplegado varios proyectos destinados a mantener la seguridad y estabilidad allí.

Según datos no oficiales, 600 mil rohingyas huyeron a Bangladesh debido a la escalada de violencia en Rakhine.

Myanmar no reconoce la ciudadanía a los rohingyas a pesar de que esta minoría ha vivido en este país por varias generaciones, y les clasifica como inmigrantes ilegales.
- NNN-VNA
web analytics