MANILA, 13 sep (NNN-VNA) -- La tormenta Maring golpeó la parte oriental de Filipinas el martes, en especial a Manila y las provincias cercanas y causó deslizamientos e inundaciones que mataron al menos a cuatro personas y dejaron a otros seis desaparecidos.

Dos hermanos de 14 y 17 años murieron cuando un deslizamiento de tierra cubrió su hogar al pie de una colina antes del amanecer en la ciudad de Taytay, en las cercanías de Manila.

La policía también informó que una niña de 12 años se ahogó mientras se bañaba en un río durante el fuerte aguacero.

La mayoría de las víctimas vivían en zonas empobrecidas y peligrosas.

La tormenta Maring tocó tierra en la ciudad de Mauban, en la parte oriental de Filipinas, en la madrugada de ayer y se trasladó al noroeste a través de la isla principal de Luzón y afectó a Manila con ráfagas de hasta 100 kilómetros por hora.

Las autoridades competentes ordenaron la evacuación de residentes en las localidades propensas a los deslizamientos de Laguna, Batangas y Quezon.

Al menos 24 pasajeros en un autobús varado en la inundación fueron rescatados en la provincia de Quezon.
-- NNN-VNA

web analytics