KUALA LUMPUR, 12 Sep (NNN-BERNAMA) -- El Departamento de Inmigración cumplirá con la política del gobierno sobre la entrada de refugiados rohingyas en el país tras la agitación en Myanmar, según el director general Mustafar Ali.

Dijo que 137 puestos de control a nivel nacional bajo la supervisión del departamento seguirían llevando a cabo operaciones de acuerdo con sus procedimientos operativos estándar (SOP) establecidos por el gobierno sobre el tema de los refugiados rohingyas.

"El Departamento de Inmigración es una agencia de implementación que obedecerá cualquier decisión, si permitir o no a los refugiados Rohingya.

"Todo esto, si son de etnia Rohingyas o ciudadanos de Myanmar que llegaron ilegalmente al país, el Departamento de Inmigración los arresta. La acción se tomó ya que también había ciudadanos de Myanmar que no tenían ningún documento y algunos de ellos portaban tarjetas del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

"Sin embargo, la entrada de Rohingya es diferente ya que es un tema internacional. Distinguimos entre los refugiados como los rohingyas que necesitan protección y los que vienen por razones económicas. Los refugiados económicos no están permitidos", dijo en una conferencia de prensa.

Ayer, el viceministro Nur Jazlan Mohamed dijo que Malasia estaba preparada para aceptar más refugiados rohingyas en el país después de la tensa situación en Myanmar.

Hasta la fecha, ACNUR ha expedido 56.000 tarjetas del ACNUR a los refugiados rohingyas para permitirles vivir en el país.

Sobre el estatus de 44 rohingyas étnicos que fueron arrestados en una asamblea ilegal en Kuala Lumpur el 30 de agosto, Mustafar dijo que el asunto estaba pendiente de las investigaciones policiales.
- NNN-BERNAMA
web analytics