QUITO, 7 Mar (NNN-AVN) -- Los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (Alba-TCP) exhortaron a la comunidad internacional a abstenerse de ejercer coerción de cualquier tipo, en contra de la independencia política y la integridad territorial de Venezuela. De acuerdo con la declaración de la XV Cumbre Del Alba -TCP , este tipo de práctica injerencista es incompatible con los principios del Derecho Internacional y de la Carta de las Naciones Unidas, además contraria a la proclama de América Latina y el Caribe como zona de Paz. Denunciaron los intentos de resucitar la Doctrina Monroe, así como la amenaza militar y los llamados a un golpe militar contra el Gobierno constitucional de Venezuela. Asimismo, destacaron la falta de autoridad moral de terceros estados para brindar lecciones en materia de democracia y derechos humanos a los países de la región, y reclamamos respeto a la soberanía y libre determinación del pueblo venezolano. En el documento final rechazaron la política intervencionista del Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de algunos países de esa organización en contra de los países progresistas de la región. Igualmente, el Alba expresó su desacuerdo con el pronunciamiento de un grupo de países del continente, emitido el 13 de febrero de 2018 en Lima, Perú, en donde cuestionaron la realización de elecciones presidenciales en la Patria de Bolívar, para los integrantes de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, este tipo de pronunciamiento constituye una intromisión en los asuntos internos de Venezuela. Los países miembros del Alba expresaron su respaldo a las elecciones presidenciales, de concejo legislativos estadales y municipales, que se realizarán el 20 de mayo en el país. "Reconocemos el derecho inalienable del pueblo venezolano a celebrar y participar en las elecciones presidenciales y legislativas a nivel estadual y municipal, conforme a sus normas y procedimientos internos". Rechazaron la exclusión del país y del presidente de la República, Nicolás Maduro Moros, de la VIII Cumbre de las Américas, a celebrarse el 13 y 14 de abril en Perú, por considerar que dicho evento debe ser un punto de encuentro para todos los estados del continente y un espacio donde todos puedan expresar sus ideas, así como alcanzar consensos, disentir y debatir respetando la diversidad. En este sentido, exigieron respeto a la legalidad de la organización de la Cumbre de las Américas y demandaron el derecho de participación de Venezuela en la referida actividad, por lo que propusieron ejercer medidas diplomáticas y políticas para garantizarla. Por otra parte, reiteraron el compromiso con la unidad latinoamericana y caribeña, en la búsqueda de un destino propio, independiente y soberano, sin tutelaje ni injerencias que afecten a nuestros pueblos y su desarrollo. - NNN-AVN
web analytics