SABAH, MALASIA 1 Mar (NNN-THE STAR-BERNAMA) -- Un subcomandante de Abu Sayyaf en la lista de buscados de Filipinas figura entre los tres hombres armados fallecidos en un tiroteo en una plantación en el estado de Sabah, en el este de Malasia. Fuentes de inteligencia regional dijeron que Nurhassan Jamiri estaba armado con un rifle de gran potencia cuando fue abatido a tiros. Él ha estado fuera del radar por casi siete años. Se sospecha que Nurhassan, de la isla de Basilan en el sur de Filipinas, estuvo involucrado en el ataque Makati IED (dispositivo explosivo improvisado) en 2011 en un autobús en Manila que mató a cinco pasajeros. En su ciudad natal de Basilán, Nurhassan dirigía un notorio subgrupo de Abu Sayyaf compuesto por el experto en bombas asesinado Mussana Jamiri, su primo. Fuentes de inteligencia creen que Nurhassan estuvo involucrado en el asedio de la ciudad de Marawi y pudo haber huido a Sabah para buscar refugio hace unos tres meses. En una conferencia de prensa en Tawau, Hazani Ghazali, comandante del Comando de Seguridad del Este de Sabah (Esscom), dijo que se sospecha que los hombres armados asesinados en un tiroteo en la plantación de Tawau están vinculados a una red terrorista transfronteriza que podría estar planeando un ataque contra Sabah. Dijo que también podrían vincularse con 10 personas arrestadas recientemente por la unidad antiterrorista Bukit Aman por planear llevar a cabo ataques en el estado. Hazani dijo que aunque la policía aún no identificó positivamente a los tres hombres armados, las armas recuperadas, incluido un rifle Colt M4 y un revólver, no se parecen a las utilizadas por un grupo de asaltantes armados. Dijo que las autoridades estaban trabajando con sus contrapartes en Filipinas para ayudar a identificar a los tres, que no tenían documentos cuando fueron asesinados a tiros. Junto con el rifle M4 Colt 556, la policía recuperó un revólver .38 con seis balas, una bolsa que contenía nueve balas, dos paquetes de drogas y también un auto Perodua Kancil que había sido robado de la capital estatal, Kota Kinabalu. El trío había abierto fuego contra un grupo policial persiguiendo dentro de una plantación a un kilómetro de la carretera principal Kalabakan-Keningau en un tiroteo de cuatro minutos que terminó con la muerte de los tres alrededor de las 3:20 pm del martes. - NNN-THE STAR-BERNAMA
web analytics